ODONTOLOGIA Y SALUD DENTAL

ENDODONCIA – PERIODONCIA – CIRUGIA ORAL – PROTESIS – OCLUSION - ODONTOPEDIATRIA

 

TRAUMATISMOS DENTO-ALVEOLARES.


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo.

 

Las decisiones relativas a la salud dental de los pacientes deben ser tomadas por profesionales de la salud acreditados y teniendo en cuenta las características individualizadas de cada paciente.


 

 


 

 

 

 

TRAUMATISMOS DENTO-ALVEOLARES.


Los traumatismos que afectan los tejidos duros de los dientes a si como las lesiones pulpares y periodontales que provocan, por su frecuencia, trastornos estéticos y funcionales, deben ser atendidos con rapidez, corroborando siempre con un estudio radiográfico.

Se entiende por fractura a la rotura de la pieza dentaria, por haber sido expuesta a un esfuerzo o impacto superior a su resistencia.

Lo más común es e encontrarnos con fracturas coronarias que ocasionan en mayor o menor grado, la pérdida de parte de los tejidos desde pequeñas fracturas del esmalte a pérdidas considerables o totales de coronas

Las podríamos clasificar en fracturas coronarias, radiculares y corono radiculares. Las fracturas coronarias pueden ser del esmalte, del esmalte y dentina sin exposición pulpar y con exposición pulpar.

Fracturas radiculares pueden ser horizontales, oblicuas, verticales y se pueden ubicar en tercio cervical, medio o apical.

Las piezas en que con mayor frecuencia se observan traumatismos son los incisivos superiores, generalmente en niños (hombres), aunque en estos últimos años las niñas están más osadas y cada vez presentan mayor índice de traumatismos.

También ha aumentado el numero de traumatismos mas cruentos que comprometen mayor cantidad de tejido y mayor violencia a medida que aumenta el uso del automóvil y algunos juguetes que se ponen de moda como el skate, patines etc.

Las fracturas radiculares representan alrededor del 10% de las fracturas dentales y se observan con mayor frecuencia entre los 11 y 21 años. Cuando la pieza a erupcionado por completo y finalizado el desarrollo radicular apical, la posibilidad de fractura es mayor porque el periodonto la fija en el alveolo, por eso los dientes jóvenes con ápices incompletamente desarrollados, en niños de 7 a 10 años cuando el trauma es violento, con mayor frecuencia se produce luxación o avulsión de la pieza dentaria.

Radiográficamente las fracturas se reconocen por:

a)Una línea radiolúcida anormal que se mantiene dentro de los límites óseos y o dentarios. Si esta línea sale de los límites, querrá decir que corresponde a una sobreprotección de otra estructura o de una línea de sutura.
b) Una solución de continuidad en la estructura ósea y o dentaria.
c) Una alteración en la forma y en el contorno óseo o dentario normal.
d) Un cabalgamiento de fragmentos lo que nos dará una imagen de mayor densidad en la zona que éste se produzca.


Todo paciente que sufre un traumatismo dentario, sea este con o sin daño sobre los tejidos duros del diente, ligamento periodontal, pesquisado clínicamente o no debe ser sometido a un examen radiográfico .Los diagnósticos clínicos pueden ser diversos y aunque el traumatismo no de manifestaciones clínicas, la radiografía será un elemento de vital importancia.

El estudio radiográfico servirá para que el tratante confirme o varíe su diagnóstico y realice el mejor tratamiento .Hay que tener en cuenta que el examen radiográfico previo a cualquier tratamiento constituye un elemento de prueba de uso legal y por supuesto permite comparar con futuros controles radiográficos.

Las piezas traumatizadas pueden tener una variada evolución y será la radiografía la que dará pautas sobre el curso que ellas sigan.

Se recomienda la radiografía inmediata al traumatismo, previa a cualquier tratamiento. Si se hace una obturación o reconstitución coronaria de la pieza afectada sin previa radiografía, éstas piezas dentarias pueden haber estado c obturadas o con caries que provoquen lesión apical. Al no existir radiografías previas, no puede demostrarse preexistencia de estas lesiones perdiendo la radiografía validez como documento legal.

Durante el tratamiento es conveniente efectuar controles radiográficos cuando se utilicen férulas, endodoncias, inducciones al cierre apical.
Al ser dado de alta el paciente.
Al mes del alta, a los tres meses, a los seis meses, y por ultimo al año del alta, pues las manifestaciones patológicas post traumatismos pueden ser tempranas o tardías, lo más probable que si transcurrido un año del traumatismo no se produjo manifestación patológica, ésta ya no se producirá.

Ahora cualquiera de estos plazos se tendrá que modificar si el paciente presenta alguna manifestación clínica anormal, se puede producir calcificaciones pulpares, lesiones periodontales apicales, laterales, rizalisis.

Las técnicas radiográficas que usamos en los traumatismos dento-alveolares son las ya conocidas retroalveolar o periapical, oclusales panorámicas y estrictas, la radiografía de perfil. En algunas ocasiones se agrega técnicas de desplazamiento.

El paciente traumatizado generalmente no está en condiciones aptas para realizar un buen estudio radiográfico, especialmente cuando son de poca edad, requiriéndose un trato especialmente cuidadoso, tanto en las técnicas radiográficas, manejo de equipos e interpretación de exámenes.

El niño tiende a rechazar la película, por dolor, por nauseas o bien se moverá él o la película. Los niños pequeños tienen como tendencia natural morder, lo que en muchos casos favorece tomar una técnica oclusal panorámica con película retroalveolar con esto evitamos el rechazo, movilidad de la película, además no presentará dolor y evitamos posibles nauseas.



El diagnóstico clínico radiográfico se puede clasificar como:

a)CONCUSIÓN, que es la lesión de las estructuras de sostén del diente sin movilidad con reacción a la percusión, no tiene manifestación radiográfica inmediata, pero se puede detectar en el tiempo calcificación de cámara y conducto, como también detención de cierre apical e incluso lesiones apicales.

b)SUB- LUXACIÓN, que se puede presentar con línea periodontal total engrosada o sin signo radiográfico, aunque al igual que en la concusión se pueden producir alteraciones patológicas tardías.

c)LUXACIÓN, pude ser extrusiva y presenta la línea periodontal apical o total engrosada, o intrusiva, la radiografía mostrará una desaparición total o parcial del espacio periodontal apical, se verá la pieza dentaria más corta y es obligación tomar una radiografía de perfil para confirmar o descartar fractura de tabla vestibular que es la más frecuentemente comprometida y en ocasiones se encuentra la porción radicular hacia el vestíbulo.

d)AVULSIÓN, hay ausencia de la pieza dentaria y prácticamente siempre se observa fractura ósea.

FRACTURAS CORONO RADICULARES.
a)CORONARIAS, puede ir desde una muy pequeña pérdida de sustancia coronaria del esmalte a una pérdida importante de la corona comprometiendo además corona y pulpa, nosotros en pocas ocasiones podemos decir que hay compromiso pulpar, generalmente sólo podemos ver sobreprotección de estructuras.

b)RADICULARES, el rasgo de fractura puede estar a nivel cervical medio o apical, lo más frecuente es que sea de tipo horizontal, menos frecuente oblicua y menos aún vertical. Estas fracturas pueden ser con o sin desplazamiento de fragmentos y raramente conminuta. La fractura vertical es más frecuente en piezas dentarias con tratamiento de conducto y coronadas a espiga. Los rasgos de fractura pueden ser ortográficos o no ortográficos. Las fracturas verticales mesio distales no se observan, vestíbulo palatino o vestíbulo lingual se observan según separación de los rasgos.

CICATRIZACIÓN DE FRACTURAS.

Bordes redondeados.
Aposición de hueso.
Separación amplia de fragmentos.
Lesiones para-radiculares.

Traumatismos.

Tejidos de sostén en niños y piezas temporales.
Fracturas corono y o radiculares en piezas permanentes.


También podemos clasificar las fracturas en cerradas y expuestas.

Expuestas pueden ser con pulpa vital o
pieza desvitalizada con endodoncia y
sin endodoncia.
Encontramos en forma ocasional fracturas coronarias por caries u obturaciones extensas.

Debemos tener cuidado con manchas de revelado y marcas de uñas.
Por último con películas retroalveolares se obtienen excelentes radiografías de huesos propios, teniendo especial cuidado de tomar siempre ambos lados.

 

 
     

IMPORTANTE: Este sitio web no admite ninguna responsabilidad derivada del uso incorrecto, inapropiado o ilícito de la información aparecida en sus páginas de Internet. Tampoco asume ninguna responsabilidad derivada de la falta de veracidad, integridad, actualización y precisión de los datos o informaciones que se contienen en sus páginas de Internet. En ningún caso, los contenidos e información son responsabilidad de este sitio web, ni constituyen opiniones, consejo psicologico, médico o asesoramiento legal de ningún tipo pues se trata meramente de un servicio ofrecido con carácter informativo y divulgativo. Consulte SIEMPRE con un Profesional.



Está aquí: Inicio Traumatismos Dentales

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política